Google, la marca más poderosa del mundo

Según el segundo ranking anual BRANDZ (vía Microsblog) de las 100 marcas más poderosas realizado por Millward Brown Optimor con la colaboración de The Financial Times y Datamonitor, Google se ha convertido este año en la marca más cara del mundo tras ser valorada en 66.343 millones de dólares, por delante de General Electric ($61.880 millones), Microsoft ($54.951 millones) y Coca Cola ($44.134). Con una mejora con respecto al año anterior sorprendente, un 77% más. Las únicas marcas españolas que aparecen en el ranking son el Banco Santander (puesto 47, $12.094 millones) y Zara (puesto 90, $6.469 millones).

El ranking se realiza teniendo en cuenta la información financiera y la opinión de más de un millón de usuarios para calcular el valor de las marcas. Y de él se desprenden además las tendencias emergentes más notables:

  1. BRICs: Estableciendo el equilibrio entre la consistencia global y la sensibilidad local – El valor de algunas marcas internacionales, como BMW, L’Oreal y Zara, se han beneficiado del crecimiento de los mercados emergentes conocidos como BRICs (Brasil, Rusia, India y China). Atrayendo a las nuevas clases pudientes de aquellos países, gracias a su habilidad para combinar su estatus de marca extranjera con una capacidad de adaptación al mercado local.
  2. Tecnologías convergentes – Las empresas de tecnología están extendiendo su marca para responder a la tendencia de combinar tecnologías de voz, datos y vídeo. Esta tendencia, conocida como convergencia, proviene de las preferencias de los consumidores por dispositivos “todo en uno”. A esta tendencia responde, por ejemplo, el iPhone de Apple.
  3. Aumento de la importancia de la Responsabilidad Social Corporativa – Las promesas de responsabilidad medioambiental han ayudado a aumentar el valor de marcas como BP, Shell y Toyota.
  4. Reacción de las cadenas de comida rápida ante las exigencias de comida saludable por parte de los consumidores – El sector de la comida rápida, que no paraba de crecer desde los años 80, se ha visto afectado por la creciente oleada del consumo consciente con los riesgos para la salud. McDonald’s ha introducido en sus menús comidas más saludables como las ensaladas. Mientras que Burger King ha reaccionado yéndose al polo contrario, centrando sus campañas de marketing en la oferta original: una hamburguesa con muchas calorías y masculina. El valor de marca de Burger King ha aumentado un 63%, demostrando que las marcas fuertes tienen éxito tanto si siguen como si no las tendencias del mercado.

POST RELACIONADOS _ _ _