¿Quieres qué te sigan?

Para que anden tras de ti todas las mujeres hermosas; y si fueres mujer, los hombres ricos y galanes:Ándate tú delante dellas.

- Francisco de Quevedo -