Póker

Si tras diez minutos de partida de póker,
no sabes quién es el pardillo,
entonces lo eres tú.

- Vallejo-Rebuzner -