Simyo, un operador móvil diferente

simyo_chip Simyo es el operador móvil virtual del grupo de telecomunicaciones holandés KPN, cuarto operador de telefonía móvil más grande de Europa con 32 millones de clientes y presencia en Alemania, Bélgica, Holanda y ahora, España donde ya lleva operando un mes bajo la red de Orange.

Lo primero que destaca de este nuevo operador virtual, sobre todo para los fanáticos de Internet, es el área personal personalizable (valga la redundancia), al estilo de las páginas de inicio Netvives o iGoogle, que ofrece desde su página web. Área desde la que podemos gestionar todos nuestros datos tanto personales como de cobro, y en la que contamos con un panel de control con gráficos interactivos para controlar nuestro consumo, ver a quien llamamos, ver a quien escribimos e incluso darnos de baja. Sí, como lo oyes, darnos de baja en este operador es tan sencillo como hacer clic en el botón “Quiero darme de baja” de nuestra área personal, sin necesidad de tramites farragosos como los del resto de compañías.

Destacable es también que la información que figura en el panel de control se actualiza prácticamente en tiempo real. De manera que si accedemos a nuestra área personal justo después de realizar una llamada o enviar un mensaje, dicha llamada o mensaje aparecen ya reflejados.

Las tarifas (iva no incluido), tanto para prepago como contrato, son de 9 céntimos por minuto a todas horas, y a todos los operadores y fijos de España con un establecimiento de llamada de 15 céntimos, SMS también a 9 céntimos y MMS a 29 céntimos. Mientras que la tarifa de datos para navegar por Internet es de 9 céntimos por cada 100KB, pero hasta los 100MB diarios se cobran sólo 99 céntimos.

Otro aspecto interesante es que en Simyo no hay consumo mínimo mensual ni contratos de permanencia, por lo que no subvencionan móviles sino que los venden libres o te ayudan a liberalizar el tuyo propio, ya que liberar el teléfono móvil en España no es ilegal.

Si quieres hacerte de Simyo solamente lo podrás hacer a través de Internet o por teléfono, ya que de momento no tienen pensado vender en tiendas físicas.