Esperando un futuro mejor

urna Dentro de 3 días se celebran las Elecciones Generales con unos aspirantes a la presidencia escasos de ideas y que no convencen. Lo que junto con la indiferencia política de la mayoría de los ciudadanos provocará un alto porcentaje de abstención (mayor aún si llueve). Y es que mucha gente (entre la que me incluyo) no se siente representada por sus dirigentes, que en la mayoría de ocasiones anteponen los intereses de los lobbies ante los intereses de los ciudadanos. Es por eso que cada vez tengo más ganas de que la e-democracia sea una realidad. Ya va siendo hora de que nos adaptemos a los tiempos que corren, ya que desde que se inventó la democracia hasta hoy ha llovido mucho.

La e-democracia consiste básicamente en emplear las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación para satisfacer las necesidades democráticas en beneficio de todos. Haciendo más accesibles los procesos, haciendo más directa la participación ciudadana en la toma de decisiones políticas, aumentando la transparencia y la confianza, y manteniendo al gobierno más cerca del consentimiento de sus representados (vía wikipedia).

Pero desgraciadamente la e-democracia queda aún muy lejos, y no porque no contemos con la tecnología necesaria sino porque hay muchos intereses creados que podrían verse afectados por una democracia más directa. Y eso no lo permitirán los políticos de hoy en día, por eso siempre alegarán problemas de seguridad, privacidad, confidencialidad, legitimidad, conectividad, etc.

Volviendo a las elecciones del próximo domingo, el candidato ganador será el menos malo. Y eso le debería hacer pensar (ya que él será consciente de que ha sido la opción menos mala) que a poco que aparezca un candidato un poco bueno no lo va a tener nada difícil para quitarle la presidencia. Con lo sencillas que pueden llegar a ser a veces las cosas, y sino vean la propuesta a la que llega Enrique de la Rica en su post “Innovación y elecciones: una idea para los políticos” (lectura recomendada) a raíz de preguntarse: ¿qué queremos los ciudadanos?

“Mejorar la calidad de vida de este país gracias al crecimiento que conseguiremos con empresas competitivas que serán lideradas por nuestro capital humano: las personas; y para ello, a través del diálogo y el consenso entre todas las fuerzas políticas vamos a desarrollar un gran plan para la educación de las personas”

Pero en fin, esto es lo que hay. Ya veremos que pasa el próximo 9 de marzo…