T-Mobile G1, el primer teléfono móvil con Android

Ayer se presentó en Nueva York el primer teléfono móvil con Android, el sistema operativo desarrollado por Google para móviles, bajo un terminal de la firma HTC. Dicho terminal se empezará a vender en EEUU a partir del próximo mes de octubre de la mano de la operadora T-Mobile bajo el nombre de G1. Se espera que para finales de año esté disponible en Reino Unido y que a comienzos de 2009 llegue a algunos países de Europa (Alemania, Austria, República Checa y Países Bajos). En cuanto a España aún se desconoce cuando llegará y de la mano de quien (¿he oído Vodafone, tal vez?), cómo siempre habrá que esperar.

g1official

La principal novedad de este terminal es el software que corre en sus tripas, ya que el hardware no es nada del otro jueves. Dispositivo 3.5G con Wi-Fi, GPS, cámara de 3.1MP y, como elemento destacado, un teclado completo deslizante que se esconde tras la pantalla táctil de 3.2 pulgadas. Pero como ya os digo, el rasgo fundamental de este teléfono es su sistema operativo, Android. Sistema que presenta una interfaz sencilla a la par que elegante, muy basada en arrastrar y soltar -tanto widgets como aplicaciones- para potenciar el uso de la pantalla táctil, intentando ser lo más intuitivo posible y con un funcionamiento muy fluido. Android está completamente orientado a Internet móvil, por lo que no sorprende la total integración con los servicios de Google (Google Docs, Maps, Calendar, GMail, YouTube, …). De hecho para activar el teléfono necesitarás un cuenta de Google, a través de la cual podrás sincronizar toda la información del mismo en Internet en lugar de con aplicaciones de escritorio, como viene siendo habitualmente. Además contará con la colaboración de Amazón para la distribución de música online sin DRM. Mientras que para la distribución de aplicaciones contará con la plataforma Android Market, muy al estilo de la App Store del iPhone.

Y hablando del iPhone las comparaciones con el mismo no se han hecho esperar. Siendo la principal diferencia que Android es un sistema libre y abierto frente al OS X totalmente cerrado del iPhone. Lo que en teoría le permitirá evolucionar y adaptarse a lo que el público demande y necesite en el futuro más rápidamente.