Toma de decisiones

Como bien comenta Seth Godin, cada persona toma decisiones basándose en sus ideas y en la información que dispone. De modo que dos personas con las mismas ideas y con la misma información siempre tomarán la misma decisión (a menos que sean idiotas). Cambiar las ideas es muy difícil y requiere de mucha voluntad. Sin embargo, cambiar la información disponible es más fácil, y ahí es donde el marketing tiene que incidir para ayudarnos a decidir.