Profesores, journals y plazas para toda la vida

Interesante reflexión a la que llega Enrique Dans a raíz de una columna de Peter Lorange en el Financial Times, Faculty jobs-for-life must go, en la que se cuestiona duramente el sistema de plaza para toda la vida de los entornos académicos. Sistema que surgió en el siglo XIX para proteger la libertad y la independencia de los profesores, pero que hoy en pleno siglo XXI carece un poco de sentido y debe ser redefinido.

Actualmente el sistema se basa en que el profesor debe obtener publicaciones en journals académicos para conseguir la plaza en propiedad, por lo que éste tiende a orientarse más en conseguir dichas publicaciones que en sus clases. Publicaciones cada vez más irrelevantes que no se han adaptado a los tiempos que corren. Ya que en palabras del propio Enrique “Un profesor puede obtener mayor relevancia y un trabajo de una calidad académica mayor sometiendo éste, en lugar de a un circuito de supervisión ciega llevado a cabo por dos o tres personas, a la supervisión colectiva, multidisciplinar y permanente de la red.” ¿Vosotros pensáis que publicar en journals académicos sigue siendo la mejor manera de acreditar conocimientos y obtener así una plaza para toda la vida?