Nueva tasa para financiar RTVE

tve El Gobierno de España quiere acabar con la publicidad en la televisión pública (TVE) a partir del próximo otoño. Para ello planea suplir los ingresos que van a dejar de recibir por la publicidad gravando con una tasa del 3% los ingresos brutos por publicidad del resto de cadenas privadas (unos 120 millones de euros) y con una tasa del 0.9% a las operadoras de telecomunicaciones (unos 300 millones de euros), imitando lo que se hace en Francia. Además, las arcas de la cadena seguirán recibiendo el 45% de su financiación de los Presupuestos Generales del Estado (unos 550 millones de euros) y un 20% más procedente de la recaudación de la tasa por el uso del espacio radioeléctrico (unos 240 millones de euros). Tasa que ya se cobraba este año, pero que ahora irá directa a las arcas de RTVE.

Las operadoras de telecomunicaciones no han tardado en reaccionar señalando que trasladaran este nuevo gravamen a la factura de sus clientes. Y no descartan marcar en rojo el detalle de lo que pagan sus clientes para financiar la televisión del Estado, con el fin de que los estos sepan lo que cuesta TVE. Además han reiterado su intención de frenar las inversiones en nuevas redes, lo que tendrá un impacto negativo en el sector y, por tanto, en nuestro país.

Todo esto no hace más que empeorar la situación en la que se encuentra actualmente España con una de las conexiones más caras y deficientes de Europa. Como bien dice Antonio Ortiz nos encontramos ante una estrategia basada en hipotecar el futuro para salvar industrias del pasado. Miedo me dan estos políticos cada vez que se les ocurre algo.

Actualización 01/06/09: Según leo en Xataka, la tasa del 0.9% que el Gobierno quería imponer a las operadoras de telefonía para sufragar la eliminación de la publicidad de la radio y televisión públicas está paralizada.