Cómo era el mundo antes del iPhone

El iPhone no es perfecto, pero nadie puede negar que ha supuesto una revolución en el mundo de la telefonía móvil. Sino echar un vistazo a la lista que ha elaborado CounterNotions (vía ALT1040) sobre como era la industria antes de la llegada del iPhone:

  • Las operadoras manejaban la industria con puño de hierro.
  • Para tener acceso a las redes de las operadoras, los fabricantes capitulaban todo.
  • Las operadoras decidían el diseño del teléfono, las características, las aplicaciones que venían en ellos, precio, plan de marketing, publicidad y branding.
  • Muchos teléfonos se redujeron a señuelos baratos para captar clientes por las operadoras.
  • No existía el reparto de ingresos entre operadoras y fabricantes.
  • No existía la noción que las operadoras simplemente sean canales tontos (siendo la terminal y los servicios lo importante).
  • Los planes de datos ilimitados como estándar eran impensables.
  • Que un teléfono móvil hiciera cambiarse a millones de personas de compañía, era impensable
  • Los móviles eran utilizados como móviles, no como ordenadores móviles.
  • Ni el teléfono más “inteligente” tenía integración Wi-Fi real y/o sencilla.
  • Sin Visual Voice Mail no había forma de revisar mensajes de voz de forma no lineal.
  • No existían tiendas de aplicaciones creada y manejada por el fabricante de un teléfono.
  • Una tienda de aplicaciones con 65 mil títulos y operada 100% desde el teléfono era impensable.
  • No existía una estrategia de aplicaciones de bajo costo con alto volumen donde la repartición de ganancias sea 70% para el desarrollador, 30% para la tienda.
  • La compra/venta en un solo clic dentro de una aplicación para móviles era inexistente.
  • No existía una tienda de aplicaciones para móviles que sea eficiente, consistente, lucrativa y a larga escala para desarrolladores grandes y pequeños.
  • Botones, joysticks, teclas, sliders, cualquier cosa era el enfoque del teléfono, menos la pantalla.
  • No existían teléfonos con pantallas de 3,5” pulgadas.
  • La interfaz gráfica multitouch basado en gestos era algo de ciencia ficción.
  • No existían teclados multitouch virtuales que soporten varios idiomas.
  • Sensores como acelerómetros o detectores de proximidad no tenían lugar en un teléfono.
  • Los teléfonos no podían competir contra consolas móviles en videojuegos 3D.
  • No existían reproductores digitales del nivel del iPod para teléfonos móviles.
  • No existía un teléfono que ofreciera una experiencia de navegación web cercana a un ordenador normal.
  • SDKs sofisticados y teléfonos móviles eran incompatibles.

Y todo ello de la mano de un único dispositivo diseñado por una compañía con nada de experiencia en la industria y contra todo pronóstico. Algo que ni Nokia, ni Microsoft, ni Sony Ericsson, ni Samsung, ni RIM con más de 15 años de experiencia han conseguido. Recordar también que Android y WebOS han surgido a raíz del iPhone.