La historia se repite

Allá por los 80 Apple revolucionó la informática personal con el lanzamiento del Macintosh. Pero se empeñó en vender dispositivos cerrados, controlando tanto el software como el hardware, por lo que Microsoft le ganó la batalla (en mercado, no en calidad) con su Windows. Gracias a lo abierto que eran los PCs y a la proliferación de ordenadores clónicos.

AppleVsMicrosoft

Más de 20 años después, la historia parece repetirse en el mundo de la telefonía móvil con la revolución que ha supuesto el iPhone, un dispositivo que sigue siendo cerrado (tanto el hardware como el software está totalmente controlado por Apple). Pero en esta ocasión tiene enfrente a Google, compañía bastante más inteligente e innovadora que Microsoft, con su Android. Un sistema operativo para dispositivos móviles gratuito, abierto y potente que está siendo adoptado por multitud de fabricantes. Por lo que dentro de poco estaremos inundados, si no lo estamos ya, de multitud de teléfonos con Android.

¿Habrá aprendido Apple de sus errores? ¿Veremos un iPhone OS abierto? Lo dudo, pero ahora tiene a su favor que se valora mucho más la experiencia de usuario, la cual domina a la perfección gracias al rigurosos control que mantiene tanto del software como del hardware. En unos años saldremos de dudas…

(vía Business Insider)